¿Qué es el SEO?

Parece una pregunta simple, pero la respuesta es compleja. El SEO nace como un método de promoción intrínseco a los motores de búsqueda.

Internet no deja de ser una nube de datos que nos da respuesta a miles de preguntas. Para que cualquier usuario pueda acceder a esos datos, necesita encontrarlos y saber cómo se llaman (url). Esto se hace mediante un buscador.

Al igual que buscas archivos en tu ordenador, Google, Bing, Yahoo, Baidu, Yandex… buscan archivos (web) en internet y te dan la dirección para que puedas acceder a ellos.

“El posicionamiento en buscadores u optimización de motores de búsqueda es el proceso de mejorar la visibilidad de un sitio web en los resultados orgánicos de los diferentes buscadores. También es frecuente nombrarlo por su título inglés, SEO (Search Engine Optimization)” —Wikipedia. 

El SEO, en resumen, es el encargado de que mucha gente te encuentre en Google (que aglutina el 90% del tráfico).

 

¿Qué es el marketing de afiliación?

El marketing de afiliación es un tipo de estrategia enfocada a resultados.

Hay un anunciante, y un cuerpo de afiliados, es decir alguien que vende algo (producto o servicio) a través de un canal de afiliados que replican ese mensaje y lo dirigen a la compra.

Por simplificar, es la venta por catálogo de toda la vida, pero en su versión digital. Los afiliados, lógicamente se llevan una comisión por cada venta.

 

¿Cuándo se conocieron el SEO y el Marketing de Afiliación con Amazon?

Aquí viene el punto importante del artículo. La historia de amor.

En digital, para vender necesitas lo esencial: tráfico.

Ese tráfico lo puedes conseguir mediante publicidad (pagando las visitas) o mediante posicionamiento orgánico (gratis). Obviamente como el Marketing de Afiliación persigue tener un tráfico lo más barato posible, cuanto menos te cueste conseguir ese tráfico más beneficio tienes y más rentable es el Marketing de Afiliación.

Aquí es donde el marketing de afiliación sale a la calle, desesperado de trabajar como un loco y no conseguir suficiente para vivir. Había oído algo, un rumor que decía que un tal SEO, podía conseguirle todo el tráfico posible sin gastar un céntimo y así, juntos, podrían crear su nido de amor. 

SEO era lento, metódico, y cambiante y al principio no le gustó Marketing de Afiliación, él en cambio era rápido, arriesgado, y muy exigente. Pero este le rogó, y le prometió que dedicaría su vida a SEO si continuaban juntos.

SEO se convierte entonces en el soporte de la relación, hace que la casa esté limpia y que a las visitas le guste. Mientras Marketing de Afiliación es el que saca beneficio de todas las visitas que recibe la casa para mantener a ambos en su hogar.

Cuando todo parecía que no podía ir mejor, es cuando alguien toca a la puerta de su hogar: Amazon.

Amazon era gordo, traía una maleta impresionante, y se movía muy lento. Mientras SEO vio en Amazon una cantidad de trabajo increíble para mantener la casa en orden, Marketing de Afiliación vio la oportunidad de su vida para agrandar el hogar todo lo posible.

Habló con SEO y aunque era mucho trabajo ambos estarían mejor atendidos, de modo que ya no eran una pareja, eran un trío de amor que funcionaba (con el tiempo) como un reloj.

SEO traía tráfico al Marketing de afiliación, Marketing de Afiliación convertía ese tráfico en conversiones para Amazon. Y Amazon llenaba el hogar de cosas bonitas.